Habana Vets

logo habana vets

Rehabilitación

Rehabilitación

Con la fisioterapia, no solo tratamos numerosas dolencias, sino que prevenimos su reaparición o ralentizamos su evolución para conseguir una calidad de vida óptima en nuestros pacientes.

Las principales aplicaciones de la fisioterapia veterinaria son: 

Años de experiecia acumulada
0
Clientes felices
0 +
Casos completados
0 +
Horas ininterrumpidas
0

La artrosis es un problema degenerativo que puede afectar a cualquier articulación. Se caracteriza por una pérdida progresiva del cartílago articular que cursa con inflamación y dolor. El tratamiento fisioterapéutico de esta dolencia se centra en aliviar dolor e inflamación, favorecer la salud y preservación del cartílago articular así como mejorar el rango de movimiento de la articulación afectada.
Además, se tratan las posibles contracturas y sobrecargas musculares generadas al no utilizar correctamente la articulación que presenta el problema.

Quizás la más importante de las aplicaciones de la fisioterapia veterinaria sea el control del dolor. El dolor puede producirse por múltiples causas. La base de su tratamiento radica en determinar el origen para poder abordarlo de una forma específica. El tratamiento del dolor es multimodal y las terapias y equipos empleados para su mejora dependerán directamente de la causa. Con la fisioterapia podemos abordar cualquier tipo de dolor, de modo que mejoramos la calidad de vida de nuestros pacientes desde la primera sesión.

Esta es una de las más conocidas aplicaciones de la fisioterapia veterinaria. La displasia de cadera es una dolencia de origen genético que afecta al cartílago de la articulación coxofemoral. Aunque la causa es genética, hay múltiples factores que van a influir en su evolución (ejercicio, control de peso, alimentación…). Esta patología cursa con inflamación y dolor a nivel de la articulación afectada, evolucionando así, hacia el desarrollo de artrosis. El tratamiento fisioterapéutico se centra en aliviar inflamación y dolor. Ademas de preservar la salud del cartílago articular y ralentizar el progreso degenerativo para mantener una buena calidad de vida a lo largo del tiempo.

La displasia de codo es una dolencia que se presenta en la fase de crecimiento, generando una alteración a nivel de la articulación del codo. Esta patología cursa con inflamación y dolor a nivel de la articulación afectada. Puede evolucionar hacia el desarrollo de artrosis. El tratamiento fisioterapéutico se centra en aliviar inflamación y dolor, preservar la salud del cartílago articular y ralentizar el progreso degenerativo, todo ello para mantener una buena calidad de vida a lo largo del tiempo.

La hernia discal es la alteración más frecuente a nivel de la columna en las mascotas. Se produce por un proceso degenerativo del disco intervertebral o por un traumatismo de columna. El disco intervertebral penetra en el canal medular y comprime la médula. En función del grado de compresión, los síntomas neurológicos variarán (debilidad de las extremidades, parálisis, incoordinación…) El tratamiento de esta dolencia puede requerir de un proceso quirúrgico descompresivo o puede ser conservador. Con la fisioterapia aliviamos inflación y dolor, promovemos la recuperación del sistema neurológico lesionado y mejoramos los síntomas neurológicos. Todo ello se consigue mediante ejercicios específicos de entrenamiento propioceptivo y locomotor

La mielopatía degenerativa consiste en un daño progresivo a nivel de la médula espinal.
Esta patología no tiene cura, pero mediante el tratamiento fisioterapéutico podemos conseguir ralentizar su avance y mejorar la calidad de vida de los pacientes que la padecen.

El síndrome de cauda equina es una alteración neurológica producida por compresión sobre los nervios que discurren por la zona lumbosacra.
Esta patología suele cursar con dolor e inflamación en la zona lumbosacra y alteraciones neurológicas en los miembros posteriores
Con el tratamiento fisioterapéutico conseguimos disminuir inflamación y dolor. También promovemos la recuperación del sistema nervioso lesionado y mejoramos los síntomas neurológicos asociados.

Existen 5 grados de luxación en función de la “facilidad” con la que la rótula se desplaza de su posición fisiológica.
En los grados más avanzados de luxación se recomienda el tratamiento quirúrgico.
Con la rehabilitación postquirúrgica se acortan los tiempos de recuperación tras la cirugía, aliviando dolor e inflamación desde las primeras sesiones.

Tras la rotura del ligamento cruzado anterior la articulación de la rodilla queda inestable, por ello, si no se realiza un tratamiento quirúrgico, rápidamente evoluciona en una artrosis.
Con la rehabilitación postquirúrgica se acortan los tiempos de recuperación tras la cirugía, aliviando dolor e inflamación desde las primeras sesiones y ayudando en la prevención del desarrollo de artrosis.

Abrir chat
Hola 👋
En que puedo ayudarte?