Habana Vets

logo habana vets

La tos de las perreras se cuenta mal

¿Qué se dice de la tos de las perreras?

Sad dog lying under blanket in bedroom
Antes de nada un poco de culturilla general:

¿Por qué se le conoce como tos de las perreras?

Esta enfermedad se transmite tanto por el aire como por contacto directo entre perros. En los refugios y protectoras de animales conviven muchos de ellos, por lo que es más común y sencillo que los virus y las bacterias se propaguen. No tiene nada que ver con la creencia de que los animales no están bien cuidados y atendidos.

Nosotros también nos resfriamos por mucho que nos cuidemos, por lo tanto, nuestro compañero aunque viva en casa, sin contacto directo con otros perros, está expuesto y puede contraer la enfermedad. Puede verse afectado simplemente paseando por el parque o con alguna excursión a la playa o la montaña. 

Entonces, ¿qué es realmente la tos de las perreras?

Cuando hablamos de la tos de las perreras, realmente lo estamos haciendo de la traqueobronquitis infecciosa canina. Una enfermedad que afecta a las vías respiratorias de los perros.

Es una afección infecciosa cuyo principal síntoma es la tos en nuestro perro seca y continuada. Es altamente contagiosa pero solo entre perros, por lo que nosotros no corremos ningún peligro si nuestro compañero enferma.

¿Tu perro tose mucho y está débil? En ese caso, puede que se trate de la tos de las perreras (traqueobronquitis infecciosa).

¿Cuál es la verdad de la tos de las perreras?

Tos de las perreras: qué es, síntomas y tratamiento.
La tos de las perreras, también conocida como traquebronquitis infecciosa canina (TBI), es una enfermedad de aparición aguda, localizada en las vías respiratorias superiores y producida por varios agentes infecciosos entre los que destacan: la Bordetella bronchiseptica, el adenovirus canino tipo 2 y el virus de la parainfluenza.

¿Cuáles son los síntomas?

Presentamos una lista de los síntomas más comunes

Tos

Si nuestro perro tose y la tos es seca e intensa, probablemente nos esté dando la primera pista de que se ha contagiado. Esta tos  puede ser repetida y finalizar con una arcada que puede terminar con expulsión de flemas. También pueden estornudar a menudo, presentar afonía y secreciones, tanto oculares como nasales.

Secreción nasal

La enfermedad se sitúa principalmente en vías respiratorias superiores (por ello existen vacunas intranasales para actuar en el foco de infección), pudiendo aparecer secreción mucosa por los orificios de la trufa. 

Flemas

Es muy probable ver ataques de tos de manera repetida que pueden terminar con arcada y flemas. Estas flemas son resultado de la acción de los agentes infecciosos y las defensas del organismo del perro en vías respiratorias superiores, y pueden ser expulsadas tras las toses en forma de líquido espeso transparente/blanquecino normalmente espumoso. 

Arcadas

En ocasiones, la traqueobronquitis infecciosa canina (tos de las perreras) puede confundirse con vómito: un perro enfermo con arcadas y expulsión de contenido líquido. Sin embargo, en esta enfermedad se producen toses que son las que llevan a la arcada, terminando o no en expulsión de flemas; y en el caso del vómito, hay movimientos abdominales con sonido de náusea que concluyen en expulsión de contenido digestivo (alimenticio o bilioso de color “clara de huevo batido”). 

Fiebre

Como esta enfermedad es producida por agentes infecciosos (virus como el de la parainfluenza y bacterias como la bordetella bronchiseptica) es altamente contagiosa y activa la inmunidad del organismo, pudiendo hacer que aumente su temperatura corporal produciendo fiebre (no suele ser demasiado alta). 

Apatía

Los síntomas de la tos pueden hacer que el perrito no quiera moverse demasiado porque le irrita la garganta y tose, o si presentan fiebre, suele dejarlos abatidos. 

Dificultad respiratoria

El síntoma principal y más habitual es la tos, pero hay que prestar especial atención a los perros chatos y a cualquier otro no tratado a tiempo en que la enfermedad pueda derivar incluso en una neumonía, con mayor peligro y dificultad de recuperación. Uno de los síntomas de este empeoramiento sería la disnea (dificultad respiratoria).

Por eso, es tan importante acudir a tu centro o clínica veterinaria cuando el perro tose al principio y evitar males mayores. 

¿Cómo se contagia la tos de las perreras?

La tos de las perreras se conoce por ese nombre debido a que empezó a observarse cómo en las perreras, en cuanto un perro manifestaba esta enfermedad respiratoria, era cuestión de tiempo que se propagara a toda la comunidad canina. Dicha propagación sucede de forma rápida por el aire o por contacto directo con perro enfermo, contagiándose por vía oral y nasal a través de los agentes patógenos presentes en las secreciones (importante el contagio al acercarse a esputos que pueda haber en la calle de perros contagiados). El contagio solo se produce entre perros y no de perro a humano, aunque existe una pequeña posibilidad de infección en niños, personas inmunodeprimidas o con problemas respiratorios.

El perro enfermo puede ser tanto perro adulto como joven, pero suele tener más incidencia en cachorros debido a que no tienen las defensas tan desarrolladas, así como en animales enfermos o ancianos con el sistema inmunitario debilitado. 

Cualquier factor de riesgo que baje la inmunidad facilita el contagio, como el estrés, el hacinamiento, el frío, la falta de higiene… Por eso es una enfermedad especialmente frecuente en perreras, criaderos y residencias donde conviven muchos perros juntos en espacios habitualmente reducidos y cerrados. En estas situaciones, además, resulta mucho más difícil controlar su propagación.

La traqueobronquitis infecciosa canina puede aparecer tanto en los meses más fríos como en los de altas temperaturas. Es fácil ver “picos” de enfermedad dos veces al año: en primavera y en otoño. 

Prevención

La mejor manera de prevenir esta enfermedad respiratoria es vía vacunación anual. 

Existen varios tipos de vacunaciones que protegen frente al principal causante de la enfermedad (la bacteria bordetella bronchiseptica), pueden ser inyectables o intranasales (en las que se introducen gotas por las fosas nasales). Cualquier época es buena para empezar con la vacunación, teniendo que repetirse de manera anual. 

Dicha prevención está especialmente indicada ahora que cada vez se ven más casos, y se convierte en casi imprescindible para perros con problemas de tipo respiratorio o cardiaco para evitar que puedan empeorar su situación debido a dicha enfermedad. 

También es aconsejable en cachorros que aún no han desarrollado su inmunidad completa, una doble dosis de primovacunación para esta enfermedad. La vacunación polivalente no es una vacuna contra esta enfermedad, porque aunque puede proteger frente a varios virus que pueden intervenir en dicha patología, no protege contra la bacteria ya comentada que es la principal causante. 

Por tanto, si crees que tu perro puede tener alguno de los síntomas antes mencionados, nuestro consejo es que acudas cuanto antes a tu clínica veterinaria para tratarlo. Y si no presenta ningún síntoma, es el momento idóneo para la vacunación. 

En nuestra clínica veterinaria Habana Vets, siempre estaremos encantados de atender a tu perro para solucionar o evitar este problema, pudiendo pedirnos cita vía online o telefónica. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola 👋
En que puedo ayudarte?